Diseño Web

Cómo entenderse con un Diseñador Web… y vivir para contarlo

como-entenderse-header
Tiempo estimado de lectura: 1 minuto.

A ciertos gremios les caracteriza hablar de una forma especial. Para mí, el gremio de los diseñadores web son un ejemplo manifiesto de esta forma “especial” de comunicarse. Podemos decir que son una especie humana −¿humana? Vale, humana− que sólo usan abreviaturas en sus conversaciones, tienen una fisionomía específica que les permite integrarse plenamente en su escritorio (pantalla – teclado – ratón – diseñador – silla – móvil), y poseen una magnífica capacidad de concentración. Es más, yo diría que viven “reconcentrados” en sí mismos. Su mundo interior debe ser una especie de “Alicia en el País de las Maravillas“.

Vivir con uno de ellos −y no estar loca, como diría Antonio Machín− me permite hacerte algunas recomendaciones útiles a la hora de entenderte con tu diseñador web. Porque, no te engañes, tarde a temprano acabarás necesitándole.

  • Pregunta absolutamente todo lo que no entiendas, hasta aquello que parece obvio pero que tú todavía no sabes qué significa. No te cortes. Saber de lo que habláis es esencial para que el resultado sea exactamente lo que esperas.
  • Ten claro qué es lo que quieres y qué servicios vas a necesitar en tu página web. Selecciona algunas webs que te gusten, en diseño y servicios (tiendas online, gestión de reservas, blogs, foros, aplicación móvil, etc.). Ve con una idea clara, pero se flexible, porque….
  • No sólo es cuestión de gustos, también hay que tener presente la usabilidad de la página y que la experiencia al navegar por ella sea gratificante. En esto, el diseñador web tiene mucho que decir.

blog-2

  • Hay tendencias en el diseño web. Hay diseños demodé, que ya no se usan y que han quedado anticuados, y otros diseños que son innovadores y modernos. Buscad juntos el que mejor se adapte a tu negocio.
  • Ya desde la construcción de la página, tu diseñador web va a tener en cuenta varios criterios para que tu página alcance un buen posicionamiento en buscadores. Es necesario que aportes un buen material. Trabaja en buenos contenidos, proporciona buenas imágenes. La redacción es muy importante. Y si en esto no sabes por dónde empezar, o no tienes tiempo, no te preocupes. Pide ayuda a tu diseñador, que seguro estará rodeado de buenos profesionales que puedan ayudarte.
  • Déjale espacio. Tu diseñador web lo necesita. No quieras estar al tanto de cada elemento nuevo que vaya incorporando. Espera a que te presente un diseño global sobre el que trabajar. Marcaros unos plazos.

Y sobre todo, no te enfríes. Busca un diseñador web que tenga experiencia y con el que conectes. Esfuérzate, y si encuentras dificultades por el camino pide ayuda. Forma equipo con tu diseñador y confía en él. Ya verás como cuando tengas colgada tu página Web en Internet, estarás muy orgulloso del trabajo realizado y ¡no podrás dejar de enseñarla! ¡Enhorabuena!

You Might Also Like